Innovación corporativa: clave para la supervivencia del país

Jun 17, 2016 - by administrador

Constanza Nieto Leal   

                    

Antecedentes

Algo que caracteriza  al Silicon Valley  es la permanente obsesión por innovar,  que no sólo vemos en los nuevos  emprendedores, sino también en empresas establecidas sin importar qué tan grandes y rentables sean,  como es el caso de  Google, Apple, Cisco  o Intel. En  mi opinión,  esta obsesión por la innovación es lo que les ha permitido mantener su liderazgo.   

 

Aunque en Latinoamérica  tenemos algunos  buenos ejemplos de corporaciones que se han empezado a involucrar en  la búsqueda de la innovación, tales como  Davivienda y  EPM  en Colombia,  o Telefónica y  el BBVA  en toda la región,  la gran mayoría de las empresas privadas líderes de la industria aún miran el proceso de  innovación y emprendimiento como algo  ajeno a sus intereses. 

 

Este artículo   destaca  algunas de las razones por las que las compañías deben permanentemente   innovar,  y algunas  de  las  mejores prácticas que vemos en el Silicon Valley  para encontrar oportunidades.   También se muestra  por qué  involucrar a la empresa privada en procesos de innovación  es fundamental, para crear un verdadero ecosistema de emprendimiento que genere empleos y beneficie no sólo a las empresas que innovan, sino a todo el país.

 

Confío en que toda empresa, sin importar su tamaño, encuentre  en estos ejemplos  y reflexiones que la búsqueda de la innovación es  vital  y que, así  como hay que tener  un área de manufactura  y  un  área financiera  o de mercadeo y ventas, se requiere  tener un área en la organización que en forma permanente  busque innovación  (Chief  Innovation  Officer),  si  como empresas queremos sobrevivir en el largo plazo.

 

¿Por qué innovar?

Hasta hace algunos años  tener el poder económico y el acceso a  capital constituía una suficiente barrera de entrada para controlar a nuestros competidores. Sólo aquellos con suficiente riqueza podrían  crear empresas, acceder a créditos bancarios y  expandirse internacionalmente. Esta situación, que aún sigue siendo válida en la mayoría de nuestros países latinoamericanos, está cambiando en otras regiones del mundo.

 

Desde finales del siglo 20, el acceso a capital en muchos de esos países como Estados Unidos, es cada vez mayor para cualquier emprendedor, gracias a los inversionistas de capital de riesgo que buscan invertir en emprendedores que  cuenten con ideas innovadoras, siempre que tengan potencial de escalar rápidamente al mercado global. Allí, ya no se requiere ser  rico y poderoso para crear empresas. Los nuevos emprendedores ya con acceso a capital se pueden expandir en forma rápida  a  todo el mundo, incluyendo Latinoamérica, tal como lo hizo Uber  a los pocos meses de haber nacido.

 

Ahora Internet nos da acceso a productos y servicios  producidos  en cualquier parte del mundo, permitiendo que los competidores aparezcan en nuestro vecindario, de la noche a la mañana. Lo que antes era ofrecido únicamente por nosotros en un país, ahora es ofrecido  por muchos. Nuestros competidores  ya no son sólo empresas locales. 

 

Inclusive la ubicación  geográfica y  las legislaciones locales se  han ido cayendo como barreras de entrada. Los países  tienen la tendencia a abrir sus economías y  las  legislaciones tienden a ser más abiertas y  estandarizadas para permitir el comercio a nivel internacional.

 

En muchos  países industrializados,  las empresas  ya nacen globales, diseñan productos y servicios que resuelven problemas  del mundo,  por lo que  pueden rápidamente  entrar en diferentes países con  poca localización.

 

Nuestra empresa privada  latinoamericana  tiene que adaptarse ya a esta nueva realidad y tornarla a favor. Tenemos que conocer lo que están haciendo los competidores a nivel mundial y crear desde nuestros países productos  innovadores  que resuelvan  problemas del mundo. Esto nos permitirá  conseguir   aliados en otras naciones,  talento y hasta capital, si es necesario, para competir a nivel mundial. Si continuamos cerrando los ojos a  lo que está pasando en el mundo y  seguimos haciendo productos  para el mercado local  únicamente, sin mayor innovación,  nuestras empresas  tenderán a desaparecer. 

 

¿Dónde encuentran las corporaciones  líderes  oportunidades de innovar? 

Es importante empezar por definir qué entendemos por innovar.  Innovar es  encontrar una manera  mejorada de resolver  un problema existente,  que afecta a una gran población,  y lograr que el mercado la adopte. No es sólo inventar la solución, es llevarla al mercado y  probar que el mercado  la necesita y está dispuesto a pagar por ella.

 

No tenemos que hacer  grandes esfuerzos  para encontrar problemas. Solo tenemos  que mirar a nuestro alrededor. Sin embargo, para encontrar la solución adecuada a esos problemas  debemos rodearnos de la mejor gente, crear equipos diversos que puedan aportar diferentes enfoques, diferentes tecnologías, diferentes  aproximaciones  al problema y  escuchar cuidadosamente lo que los afectados tengan que decirnos. Veamos algunas fuentes.

 

Innovación interna

Como una primera aproximación al proceso de innovación, las empresas  tienden a crear equipos internos que se dedican  a  buscar esa innovación. Aunque es fundamental  constituir estos  equipos internos, en mi opinión esto no es suficiente. La innovación surge cuando personas de diversas  disciplinas, experiencias y visiones diferentes  se reúnen a resolver un problema. Difícilmente, en nuestra empresa vamos a encontrar  gente con diversa  formación  y experiencia que represente en forma adecuada el mundo que nos rodea: sociólogos, médicos, antropólogos,  ingenieros, gente mayor, gente joven, PhDs, extranjeros, diversas razas, religiones, culturas, etc..

 

El Silicon Valley  cuenta con la fortuna de tener diversidad de tipo cultural, religiosa, racial, con experiencia en diferentes disciplinas, todo en un solo sitio. Empresas como Google  aprovechan ese entorno para buscar que sus empleados tengan la mayor diversidad posible  y crea espacios para que ellos organicen equipos  que trabajen juntos en resolver problemas no identificados por la empresa. En Latinoamérica,  aún estamos limitados por la poca diversidad entre los funcionarios de las organizaciones, de manera de tener perfiles muy parecidos.  Además, las empresas aún mantienen estructuras jerárquicas muy rígidas que impiden a los empleados generar ideas que no sean del agrado de sus jefes.

 

Veamos cómo  empresas del mundo en búsqueda de  innovación, resuelven este problema.

 

Trabajando con universidades

En mi opinión, este es el primer recurso que una empresa debe  considerar.  En las universidades hay diversidad de disciplinas, talento, edad y  experiencia: profesores con amplia experiencia  y estudiantes con gran entusiasmo y  una muy diferente visión del mundo. Las universidades están estudiando  las últimas  tendencias de tecnología, y el costo de estos recursos no refleja  ni  una  pequeña fracción de lo que  realmente valen (sólo miremos lo que implicaría conseguir ese mismo talento  en empresas de consultoría privada). Además,  las universidades tienen acceso  en ocasiones a  recursos del gobierno, con lo que el retorno de la inversión no puede ser mejor.

 

Un gran ejemplo del aprovechamiento de  esta  fuente de talento para crear innovación  lo constituye la red SUGAR (1), Stanford University  Global Alliance for Redisign, una red originalmente creada por Stanford  que hoy  ya cuenta con universidades afiliadas de todo el mundo, incluyendo  México, Colombia y Brasil.  SUGAR  aprovecha el talento de estudiantes y profesores, creando equipos multidisciplinarios  de varios países,  para resolver problemas con metodologías de Design Thinking,  de grandes corporaciones  líderes como  3M, BMW y  Siemens. Felizmente, algunas latinoamericanas ya se están sumando como  Grupo Sura y Toto, entre otras.

 

Mentores  internacionales 

Aunque la universidad  representa un gran aporte al proceso de innovación,  carece de la experiencia práctica  en la creación de empresas, de haber salido a vender y llevar la innovación al mercado.  Si queremos hacer innovación global, es necesario complementar con la visión del empresario internacional. Organizaciones como nosotros en Globaltech Bridge (2)  desde Silicon Valley, apoyamos  estos procesos, ayudando a identificar oportunidades,  conectando las corporaciones  con emprendedores innovadores de diferentes partes del mundo, con potenciales socios y expertos, que permitan desarrollar verdaderas oportunidades de  innovación global.

 

Las ferias de tecnología

Las ferias internacionales constituyen otra fuente inagotable de  ideas. Asistir a ferias  nos permite descubrir nuevas tecnologías que puedan ser usadas para resolver  nuevos problemas,  y hacer contactos que en un futuro pueden ser útiles en  nuestros planes de expansión.

 

En el Silicon Valley, organizaciones como SVforum (3) hace programas de inmersión en tecnologías para diversos industrias  como Fintech ( tecnologías para el sector financiero),  Agtech  ( para el sector agrícola),  Edtech ( educación),  etc.  Las  asociaciones de industria pueden ayudar a coordinar  estas misiones  o promover la creación de espacios en el país, invitando a conferencistas internacionales para que  los participantes tengan acceso de primera mano a estas tecnologías.

 

Apoyo a nuevos emprendedores

Las  empresa privada debe acercarse a los centros de emprendimiento para ver lo que están haciendo en el tema de innovación. Algunos de ellos pueden estar trabajando en tecnologías o soluciones que podrían complementar o enriquecer las nuestras.  Google, Cisco e Intel,  entre otras muchas,  tienen personas  permanentemente  haciendo “scouting” de soluciones, en todos los  eventos  de emprendimiento.  Si detectan alguna interesante, se convierten en “early adopters” o hacen pequeñas inversiones en esas empresas. Adoptar una nueva tecnología de  manera temprana  puede darnos años de ventaja,  con respecto a  nuestros competidores.   

 

Invertir y adquirir  empresas

Las corporaciones  innovadoras  que están tan convencidas de la importancia de  identificar y fomentar de primera mano la innovación, han  decidido crear fondos de inversión, e invitan en forma permanente a empresas que tienen  soluciones dentro de sus áreas de interés para  invertir en ellas,  apoyarlas en su crecimiento  y, eventualmente,  cuando  ven  que  tiene  sentido, en un futuro, adquirirlas. Este es el caso de Intel capital, Google Ventures  y muchos otros  fondos creados para tal efecto. Google, por ejemplo, de acuerdo con Steve Blank (4) ha adquirido más de 160 empresas durante la última década. Algunas corporaciones, inclusive han creado aceleradoras donde estas empresas son incubadas  y apoyadas.  Este es el caso de la aerolínea Jet Blue e Intel, que  crearon una incubadora dentro  de GSVlabs (5), un centro de innovación en  Redwood City, CA.

 

Innovación abierta

Hay  otras  acciones un poco más agresivas, pero interesantes, que han implantado  empresas en el mundo  para identificar innovación  aprovechando el talento externo. Estos son algunos ejemplos:

 

Hackatones:

La corporación  invita a  emprendedores a desarrollar ideas  para  crear nuevos productos alrededor de un tema de interés. Un ejemplo de esto fue el Hackaton organizado por Toyota en el 2015, para desarrollar aplicaciones móviles en el sector automotriz.

       

Es una  manera muy común de hacer innovación, especialmente para empresas de tecnología: abrir las plataformas  de nuestros productos para que sobre ellas, el mundo entero desarrolle soluciones. Apple, Google, y otras empresas  lo hacen desde hace años, invitando a los programadores del mundo a desarrollar y  conectarse a sus plataformas, dándoles  acceso a mercados enormes, mientras  incorporan  innovación en  las empresas.  El iphone   de Apple no sería lo que es hoy, si no tuviera tantos programadores en el mundo desarrollando para ellos y haciendo aplicaciones interesantes.

 

Sitios abiertos:

Hay otras iniciativas aún más agresivas  con websites  como Innocentive   (6),  donde la gente publica problemas  e innovadores publican soluciones a esos problemas.   Son iniciativas menos controladas,  pero que en ocasiones pueden conducir a identificar una gran solución para un problema  o identificar un problema para  el que tenemos una solución.

 

Innovación corporativa, grandes beneficios para todos

La innovación  en las corporaciones genera grandes beneficios para todos. No sólo permite  a la empresa privada diferenciarse, competir y expandirse  globalmente, sino también crecer y generar empleo  local, minimizando el riesgo de desaparecer cuando entran al mercado nuevos competidores.

 

Además, cuando dentro del proceso de búsqueda de innovación, la empresa privada invierte en los emprendedores que apoyan esa innovación, contribuye a fortalecer el ecosistema de emprendimiento.  Los  emprendedores  encuentran los  “early adopters”  y las  historias de éxito que les permite crecer sus compañías  rápidamente y crear empleos.

 

Y si además, la empresa privada  decide  adquirir algunas de éstas, se generan las “salidas” necesarias para que los inversionistas de tales compañías  recuperen  su inversión, beneficiándose tanto ellos como los fundadores, quienes seguramente  dedicarán sus excedentes de liquidez  a invertir en nuevas empresas, convirtiéndose en ángeles inversionistas y creándose un círculo virtuoso.

 

Si las corporaciones  no   están convencidas de la importancia de innovar, no van a  buscar a los emprendedores ni  a adoptar sus tecnologías o a invertir en ellos;  tampoco van a adquirir empresas ni se van a crear nuevos inversionistas; y, lo peor de todo,  nuestras corporaciones no van a sobrevivir en el largo plazo. Perderemos empleos y el ecosistema de emprendimiento jamás despegará.

 

Sólo cuando la empresa privada se involucra,  todo el ecosistema se oxigena. Es acá   donde   los gobiernos,  universidades y asociaciones de industria  tienen una importante  tarea por ejecutar.

 

Referencias

[1] Sugar networks http://sugar-network.org/sugar/network.
[2] Globaltech Bridge  www.globaltechbridge.com.
[3] SVforum.org   www.svforum.org.
[4]Steve Blank  https://steveblank.com/category/corporate-innovation.
[5] GSVlabs www.gsvlabs.com.
[6] Innocentive https://www.innocentive.com/.

 

Constanza Nieto Leal: Emprendedora serial,  inversionista, consultora, cofundadora  y  CEO de Globaltech Bridge, empresa basada en el Silicon Valley, dedicada a apoyar desde el 2005 a la expansión global de emprendimientos innovadores y al fortalecimiento de los ecosistemas de innovación y emprendimiento latinoamericanos.

0 Comentarios

Deje su comentario